miércoles, 23 de diciembre de 2009

El librero y yo


Muy parecido a Platero y yo, pero nada que ver. Aquí, reportando desde el frío, desde el entumecimiento de varias semanas sin nada que reportar o que alimentara a este anoréxico blog. Aquí, con un poco de tiempo y un poco de ganas de quitarse el frío de las manos, dejo estas líneas, nomás porque sí.



Por enésima ocasión, el librero mágico, cómplice de mi insomnio desde la adolescencia, cambió de ubicación nuevamente. Me tomé con calma el asunto del cambio, más no el de la colocación de los textos en sus anaqueles. Sin mucho ánimo y en base a un “criterio de orden” anterior (¡ja!), los libros fueron ocupando el espacio que se les destinaba en esta ocasión. Como casi siempre, los de Historia, los Teóricos y Filosóficos, los de Consulta Frecuente para el trabajo, permanecieron casi intactos. Pero en el “área de literatura” (doble ¡ja!) sí hubo un cambio muy notorio: poesía, cuento, narrativa breve y al final, novela, en estricto orden de género literario, tampoco es para tanto. Todo esto que se resume en unas cuantas líneas, fue acompañado de una buena dosis de estrés y de mal humor, más sin embargo, me siento satisfecho con el resultado, porque pude darme cuenta, de que tengo una lista de lecturas ya hechas y que con gusto las volvería a hacer, y tengo otra larga lista de lecturas por realizar, lo cual le dio un matiz muy interesante a este viejo librero de madera. Creo que no hay ningún best-seller por aquí, como tampoco habrá ningún incunable, no por falta de amor a los libros, sino por falta de financiamiento. Libros y librero se muestran contentos en su nueva ubicación, y yo un poco, también, a ver cuánto nos dura el gusto por el orden.

martes, 8 de diciembre de 2009

A propósito del día















Hoy, hace 29 años, quisieron apagar tu canto. Hoy, tu música sigue siendo la bandera de los que quieren transformar al mundo… Thanks you so much, Mr. Lennon




Imagine
John Lennon

Imagine no posessions...
No need for greed or hunger...
Or Brotherhood of Man ...

You may say that I'm a dreamer...
But I'm not the only one...



[Imagina que no hay posesiones...
Ninguna necesidad de codicia o hambre...
Una hermandad del hombre...

Tu puedes decir que soy un soñador,
Pero no soy el único...]

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Escuchando a Sabina


Habita y deambula en el espacio estrecho que dejan las paredes de la habitación, con la ilusión de que alguna vez lo habite ella. Hábito continuo es estarla pensando y hábito complementario es extrañarla casi al mismo tiempo. Es como el hombre aquél que habita en la soledad y que por hábito sólo atina a murmurar un nombre enmedio del silencio que pretende apagar su voz.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Pintando de nostalgia esta noche

Gracias, Coco, por la reseña de Eretxun
y por la música, de pronto, estuve de
nuevo en los 90's

Llenar por segunda ocasión la copa, con ese vino que elegiste para hoy. Los acordes de “A tu lado”* de Duncan Dhu, lo suficientemente fuertes para que invadan toda la habitación. Y por último, sacar ese viejo libro de Borges y abrirlo en la página, mil veces doblada, en donde dice: “Tu ausencia me rodea como la cuerda a la garganta, el mar al que se hunde”
* A tu lado

lunes, 23 de noviembre de 2009

Denuncia

Este espacio estaba destinado a un texto que se autocensuró. Estando así las cosas, hago la denuncia y comienzo los alegatos contra mí mismo. Que las palabras nos liberen.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Sin título (X)


Los labios escogieron el camino más largo para posarse sobre la boca. Centímetro a centímetro, no hay superficie corporal que su cartografía emocional no pueda detallar in extenso.



jueves, 12 de noviembre de 2009

Tragicomedia cotidiana


Dos apuntes que se salvaron del delete, de la autocensura o del olvido.



*

Entre más rompen la distancia y acercan el corazón, el silencio es más profundo entre los dos. Ella supone que es una timidez que con el tiempo se resolverá. Él, por su parte, tiene miedo, porque está consciente de que si da un paso más, ya no hay marcha atrás.



**

Quiso tomarla de la mano y le agarró el pie. Cuando intentó besarla en la boca, fue el oído el que se llevó un sonoro ¡muack! Cuando se despiden, él contesta: hola. Lo único que sabe hacer bien es amarla. Aunque la abrace por las piernas y quiera bailar un tango con la música de un rap.



La estatua


Hay tanto dolor e incertidumbre a mi alrededor que se me exige salir de esta indiferencia. De nada sirve en el jardín de la vida una estatua de sal cuando las flores que están a su lado han comenzando a marchitarse





martes, 10 de noviembre de 2009

Calistenia


Coloco este texto, como un simple ejercicio de calentamiento neuronal y de mecanografía, más adelante, si coinciden el deseo y la oportunidad, cosa que no siempre sucede con la frecuencia que desea uno, consignaré algunas andanzas y vivencias de estas últimas semanas. Hay mucho por contar y yo tan escaso de palabras...


La tomó de la mano y caminaron juntos como si supieran hacia dónde iban sus pasos. Un minuto después, ella lo soltó, le miró al rostro, sonrío y se separó para siempre de su lado. Él, busca sin éxito alguno, desandar el camino recorrido y sus ojos se afanan en encontrar en el pavimento sucio y frío de las calles, cualquier indicio que le indique cómo volver a ese momento del encuentro, previo al adiós definitivo. Miles de historias y de huellas como éstas se aplastan todos los días, bajo las suelas de los habitantes de la ciudad.

lunes, 2 de noviembre de 2009

A propósito del día




Desde mis ojos insomnes


mi muerte me está acechando,


me acecha, sí, me enamora


con su ojo lánguido. ¡Anda putilla del rubor helado,


anda, vámonos al diablo!




José Gorostiza




sábado, 31 de octubre de 2009

Silencios


¿Alguno de ustedes ha sentido cómo el silencio se posiciona y se materializa entre la garganta y la boca? ¿Y a punto de formarse las palabras aspiras profundo, muy profundo, tratando de colocar el aire suficiente para que éstas suenen claras, precisas, contundentes y... nada... sólo silencio? ¿Y lo vuelves a intentar y nada... y el aire, las ideas, las emociones, las palabras se trasladan a la orilla del ojo derecho y salen del cuerpo en forma de una lágrima casi involuntaria? ¿Y que la gente voltea y piensa que eres alguien absurdo y fuera de sitio que llora por cualquier cosa? Así, hoy, aquí, en estas horas, exactamente.


miércoles, 28 de octubre de 2009

Acuse de recibo

En el transcurso de una semana, han llegado a mí:

  • Varias conversaciones y una carta que exigen atención, dedicación, cuidado y reparación.
  • Un cuestionario sobre la depresión.
  • Muchos silencios y palabras que no atiendo o entiendo, o que no quiero atender o entender, no lo sé.
  • Una distracción y una torpeza más acentuada que en este momento no me permiten saber en qué parte del Universo estoy parado.
  • Cuatro textos de Pedro Juan Gutiérrez que seguramente los leeré y consumiré en un sólo día (Gracias al patrocinio de la Fundación "Agua Clara". Gracias, Miguel).
  • Y una influenza estacional del carajo que me tiene reducido a un autómata que toma muchos medicamentos, se hidrata en demasía, orina proporcional y se agota demasiado pronto.

martes, 27 de octubre de 2009

Polaroid de la indecisión (ansiedad)



Quieres y no puedes. Puedes, pero no lo quieres hacer. Lo haces, pero no debiste hacerlo. Lo debes hacer y no quieres o no puedes. Y de vuelta al mismo lugar...

viernes, 23 de octubre de 2009

Horario de Verano


Para que el tiempo y la vida sigan siendo armónicos ¿Cuántos días, meses, años debemos de retrasar los relojes? ¿Cuántos...?


martes, 20 de octubre de 2009

Caperucita reloaded




La tensión formaba parte del aire húmedo de la tarde. Él, clavado con la mirada en los pies de la presa para que no huyera. Ella, sonriendo nerviosamente y quitándose las alas para dejarse atrapar. Una luz, el estertor de los vagones del metro que llegó a la estación. Y mañana, de nuevo, a intentar el ritual de la cacería.

domingo, 18 de octubre de 2009

¿Coincidencias o casualidades?

El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo...

Jorge Luis Borges
El amenazado


Hoy ví a una mujer que me dolió por dentro. Y sanseacabó la paz en esta casa...

David Toscana
Estación Tula

viernes, 16 de octubre de 2009

Crónica de un jueves por la tarde en la Alameda


México, D.F. 15 de octubre de 2009

El descontento se huele en el aire. Todo el día no ha sido más que la tensa preparación del malestar que recorrerá estas calles. La cita es a las 16 horas, pero el reclamo no respeta horarios y un primer contingente toma el asfalto a eso de las 11:30 y la ciudad comienza a convertirse en escenario y espectadora de las exigencias de sus habitantes. 17:45, el flujo humano, desde el Ángel de la Independencia, hasta el Zócalo, alza la voz y en el fondo se escucha un sólo canto: justicia, un alto a la impunidad y a la corrupción. Consignas muchas, amargas, con rencor, con muchos elementos de verdad: “Señora Hinojosa, ¿porqué parió esta cosa?” , “Felipe CalNERÓN, el país está que arde”. De Madero a Tacuba, de Tacuba a Donceles, ríos de gente, hay que cruzar entre ellos si es que algún rumbo tienen tus pasos. Al llegar a la Alameda la imagen se magnifica y las señales y sentidos se confunden. El Hemiciclo a Juárez está fuertemente custodiado por policías antimotines con cara de niños, tensos unos, algunos otros con ganas de sumarse al contingente. Los espectadores aplauden y se suman a la poesía urbana a su manera: “Felipe, no apagues la luz de tu pueblo”. Al centro de la Alameda, los que no tienen fuerza o esperanza para seguir gritando, apagan su tristeza con una botella de alcohol u oliendo un pedazo de estopa con activo. En la esquina más lejana, un soldado y su Juana, a los cuales no les cabe la felicidad en el pecho, se abrazan y se besan tímidamente, como con miedo de que el mundo les arrebate ese momento. Por Avenida Juárez, la ciudad clama justicia. Por Avenida Hidalgo, el amor reclama otra oportunidad. Hora de bajar al andén del metro. Rumbo a la terminal Observatorio la duda se me clava en la memoria ¿Qué dirá la historia mañana sobre la marcha, sobre la ciudad, sobre el soldado y su Juana?...



domingo, 11 de octubre de 2009

Tarea

Es un dolor extraño: morir de nostalgia por algo que no vivirás jamás
Alessandro Baricco, Seda

El propósito de todo los días se resume en uno: debe aprender a amarla de manera lícita y razonable.

sábado, 10 de octubre de 2009

Sábado frío y gris

En preparatoria, el profesor de literatura universal, nos explicó que para la cultura hindú, el centro y motor de las emociones se encuentra ubicado en el estómago y no en el corazón. Y esto lo traigo a colación, porque hoy sábado la vida me sacudió otra vez con un puntapié sobre el estómago. Las aves de mal agüero transformadas en un msg daban cuenta de la muerte de un amigo. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Por qué? Son preguntas que hasta este momento no puedo responder. Sólo tuve 20 minutos para acudir a la misa de cuerpo presente, otros 20 minutos para presentar las condolencias a la familia y dejarles en la intimidad ceremonial de la cremación. Me esforzaba por creer que podía ser una prolongación de la mala noche que había pasado. Que era la pesadilla que se negaba a desaparecer. Pero no era así, él estaba muerto y punto. De regreso a casa, en la soledad del automóvil y la eternidad de los semáforos en rojo, la tristeza dio paso al caudal irrefrenable de la nostalgia y los recuerdos. Scout un día, scout toda la vida. Nos conocimos y aprendimos a ser amigos en el movimiento scout. Con marcadas diferencias sobre el sentido del humor y las bromas, pero siempre claros sobre los principios que marcarían nuestras vidas después del escultismo; se consolidó una amistad, que aunque lejana, prevalecía hasta hoy día. Para bromas que se gasta el destino: apenas el jueves recuperaba anécdotas y desventuras de mi paso por el grupo 3; todavía el viernes en la noche, casi al mismo tiempo de la hora de su deceso, compartía el recuerdo de aquellas calles y colonias donde los amigos scouts nos enseñamos a conducir automóviles. Hoy ya no puedo hacer nada y no me salen las palabras. Hasta luego, Lalo...

¿Por qué perder las esperanzas
de volverse a ver?
¿Por qué perder las esperanzas
si hay tanto querer?

No es más que un hasta luego,
no es más que un breve adiós,
muy pronto junto al fuego
nos reunirá el Señor.

jueves, 1 de octubre de 2009

Desfile del 30

La buscó en cada una de las abanderadas que encabezaban los contingentes del desfile cívico-militar. La única ocasión que la había visto fue igual, un 30 de septiembre: la escolta, el porte, sus ojos, el amor que le cruzó todo el cuerpo y le descompuso la vida para siempre. Ahora, año con año, es el primero en posicionarse a la orilla de la avenida. Mientras, la vida real marchó hacia otra parte. No lo quiere aceptar, ni lo puede entender, lo único que lo sostiene es la locura de ese amor que un día vio desfilar.

viernes, 18 de septiembre de 2009

La voz en la radio

Escuchó la voz en la radio y en un segundo se encontraba ubicado en la década anterior. Le dolió un poco el pecho y casi cae una lágrima cuando recordó el momento en que estaba prometiendo amor eterno. El corte comercial lo ubicó de nuevo en el presente. Pagó su consumo y salió de la tienda con una sonrisa amarga en los labios.

Nuevo intermedio musical

Cambiaste de tiempo y de amor
y de música y de ideas.
Cambiaste de sexo y de Dios
de color y de fronteras
pero en sí, nada más cambiarás
y un sensual abandono vendrá...

Viernes 3 am
Serú Girán

Convención de mujeres

Se reunieron, analizaron y debatieron la Mujer Posible, la Mujer Deseable, la Mujer Concreta y la Mujer Inalcanzable. Después de una larga deliberación, el dictamen fue el siguiente: el único elemento prescindible y sustituible en sus historias, es quien redactó estas líneas. Sobre la nueva reunión no sé dar mayor información, puesto que fui sacado del salón y de sus vidas.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Otro apunte recuperado

Hurgando en la computadora portatil encontré este apunte, que apenas se muestra como la masa para hacer un buen pastel... el problema es que nunca he sido pastelero.

Sin título

No trates de encontrar tus huellas en las palabras dichas hace mil años. La tierra no guarda registro de tu paso sobre ella. Eres como el recuerdo que creíste ser alguna vez. Tan sólo eso.

De un buzón olvidado

Ante el bloqueo severo de palabras, rescato este texto, elaborado o modificado por última vez, en junio de 2007.




Los pasos y las voces.

En la silla. Sentada. Al amparo del arco de la puerta. Un sonido. Una voz. La esperanza. La emoción. Los pasos que vienen. Los pasos que no se detienen. Los pasos que se van. Otro sonido. Otra voz. Pies y bocas que no son de esa casa. Que no son para su causa. Un día más que se le fue. Así es de ambigua la relacion de los sonidos de la calle con los latidos de su corazón.
Pablo Picasso. Mujer sentada en un sillón. 1941

lunes, 7 de septiembre de 2009

Resumen de noticias

1
A la falta de tiempo, tuve que sumar ausencia de conexión a la red de redes. Revisión de la instalación en casa: bien. El poste de afuera de la casa: bien. El poste a dos cuadras de la casa: bien... hasta revisar casi todos los postes de la colonia. El asunto fue que estuvimos más de una semana sin servicio y cuando me había decidido por otro proovedor, resulta que la cosa se compuso. Ahora cuento con doble señal, me faltan computadoras para agotar el ancho de banda. ¿Alguien ocupa señal para un cibercafé? Comuníquese conmigo.

INTERMEDIO MUSICAL

Cómo hablar
Amaral y Antonio Vega
Si volviera a nacer
si empezara de nuevo
volvería a buscarte en mi nave del tiempo
es el destino quien nos lleva y nos guía
nos separa y nos une a través de la vida

Nos dijimos adiós pasaron los años
volvimos a vernos una noche de sábado
otro pais, otra ciudad, otra vida
pero la misma mirada felina

a veces te mataria y otras en cambio te quiero comer
ojillos de aguamarina

Cómo hablar

si cada parte de mi mente es tuya
y si no encuentra la palabra exacta
cómo hablar

Cómo decirte que me has ganado poquito a poco
tú que llegaste por casualidad
cómo hablar


2
Cuando por un momento creí que ya no te quería, fui tan infeliz y me sentí tan triste, que arrojé al bote de la basura ese absurdo pensamiento y de nuevo me concentré en creer que algún día tú sí me amarías.

viernes, 21 de agosto de 2009

Desagravio público

Acontecimientos tan extraños y tan ajenos se concatenan hoy en día que escapan a la lógica cotidiana de mi existencia. En plenas indagatorias sobre la extraña desaparición del libro de Giovanni Sartori, en la cual los principales sospechosos eran Silvio Rafaelo (alias el Alebrije), El Santo (alias el Enmascarado de Plata) y los Ciclistas de Ocumicho (alias los Diablos). [Disculpen ustedes tantos alias, pero como que ahora es lugar común en cualquier conversación referirse así a todo tipo de individuos, o díganme si no: El Chapo, La Chaya, La Tuta, etc]. Bueno, regreso al tema. A punto de extender una orden de arraigo y de detención, así de pronto, de la nada, el texto en cuestión reapareció en el lugar en donde se suponía que había sido observado por última vez: debajo de una Guía Roji de carreteras de México, cuestión que cambia drásticamente el curso de las investigaciones, puesto que ahora todo parece indicar que se trató de un autosecuestro y que se ocultó bajo la guía, para establecer su posible ruta de fuga de este lugar. Por lo pronto, se impone el desagravio público de los anteriormente sospechosos, y para no desentonar con el sistema judicial de este país, les digo: "ustedes disculpen, fue un error". En este momento me aboco a la resolución de otros problemas derivados del caso: ¿qué hago con el clon del libro que nuevamente adquirí? ¿será suficiente una disculpa como la que estoy presentando o será necesario organizar un evento público y masivo para reparar en algo el buen nombre de los Guardianes del Librero Mágico? Mientras lo pienso detenidamente, estoy a punto de patrocinarles unas apacibles vacaciones para que olviden tan amargo momento que les hice pasar. ¿Qué tal una semanita en Acteal?

domingo, 9 de agosto de 2009

Presuntos indiciados

Sí, lo siento mucho. Yo también soy un reflejo de la incertidumbre de esta sociedad insegura, inestable e injusta. Me cuesta trabajo no salirme del esquema de autoritarismo, "sospechosismo" y demás ismos nefastos. Pero el asunto es el siguiente: Silvio Rafaelo, El Santo y Los Ciclistas de Ocumicho están bajo sospecha, presuntamente indiciados, como los autores intelectuales de la desaparición forzada del libro "La democracia en 3o lecciones" de Giovanni Sartori. Espero no tener que llegar al arraigo. Por lo pronto, el grupo de CSI local (no confundirlo con los CSI gringos), éste significa CASI SABEMOS la INFORMACIÓN, está en el punto de planeación y logística del Operativo Michoacán, Sección Morelia, Colonia Centro, Caso Chema.

Cambio y fuera

miércoles, 5 de agosto de 2009

Sin título

el sueño de un sol y de un mar y una vida peligrosa
cambiando lo amargo por miel
y la gris ciudad por rosas

CHARLY GARCÍA

***
- “No olvides que nunca te voy a olvidar”

Todavía no terminaba de vibrar el último aliento de las palabras que recién acababa de pronunciar y ya se había lanzado a rumiar sus penas por el mundo, consciente de que nunca podría sacársela de la cabeza y mucho menos del corazón. Era un fantasma más del ejército del olvido.

***

Los cargos de conciencia son responsabilidad de cada mortificante. Nada con abuso, todo con medida.

lunes, 27 de julio de 2009

Silvio Rafaelo vs Los Ciclistas de Ocumicho




Por si las envidias y rivalidades no hubieran sido suficientes con el Enmascarado de Plata, Silvio Rafaelo también tuvo que medir fuerzas contra el lado oscuro de la fuerza. La maldad encarnada en la terrible pareja de Los Ciclistas de Ocumicho, quienes a toda costa, trataron de arrollar y deshacerse del Alebrije Floreado. La pelea, aunque desigual, quedó en empate técnico-salomónico, pues los ciclistas demoniacos y Silvio Rafaelo, forman también parte de la guardia mitológica que ha dispuesto El Chema, para salvaguardar el librero mágico de su propiedad.




El Santo vs El Alebrije Floreado


Durante los primeros días que pasó en casa, Silvio Rafaelo se dio cuenta que no estaba sólo en el olimpo de las cosas más preciadas por El Chema. Supo, que si de ganar toda la atención de su dueño y amigo se trataba, entonces debía de derrotar a un misterioso ser que lo veía desde las alturas de un librero. Era el mismísimo Santo, El enmascarado de Plata, quien a través de su mirada, hacía valer su derecho de antiguedad en ese lugar del Universo. La pelea comenzó, y después de esforzarse por un buen rato, desistieron ambos, pues se dieron cuenta que El Chema seguía sumido en alguna de las tantas lecturas que comienza y que rara vez termina de manera ordenada y que nuevamente iba al librero a buscar suerte en las letras y las historias, sin prestarles mayor atención. Secretamente han formando una alianza, que poco a poco los ha convertido en amigos y esperan, algún día no muy lejano, ir ganando espacio, terreno y poder en las polvosas tierras del librero mágico.

Alebrijus Floreatis


Este es Silvio Rafaelo, el amigo más reciente que se sumó a mi muy particular mitología. Las apariencias engañan, por eso no me atrevo a aventurar alguna descripción sobre su aspecto físico. Cada quien sus interpretaciones, cada quien sus proyecciones. De este extraño animal sólo sé que proviene de la rara especie de los Alebrijes Floreados y que como amigo, puede llegar a ser igual de neto que La Viva y El Rafa, (y El pinche Rafa también). Compañeros de la revolución, sentados en una esquina de un Café en Las Rosas en donde las chelas son al 2x1 y el ambiente suena a jazz y trova, gracias y SALUD.


lunes, 20 de julio de 2009

Una baja más en la memoria personal de la poesía

Recién acabo de encontrar el titular de la muerte de Ulalume González de Léon, poetisa de origen uruguayo, quien realizó casi toda su labor creativa en México, país que amó tanto y por ello se nacionalizó. No pude expresar lo que quería decir. La referencia anterior puede estar contenida en cualquier esquela o boletín informativo. Puedo excusarme por la emoción. La noche llegó antes de tiempo para Ulalume y con ello, una pequeña parte de mi historia personal con las letras. Que sus palabras nos proporcionen algún consuelo.

PALABRA
Pronunciada palabra
tan sola
tan desnuda:
regrésate a vestirte de indecible.

LUGARES
No sé donde está el árbol
que me hace estar tan lejos
ahora que se acerca

No sé si yo lo traigo
o si es él quien me lleva

Un hilo desde el fondo de su tiempo
tira de mí y me arrastra

mientras tiro de un hilo
para arrancarlo al fondo de su tiempo

Él llega -árbol entero
Yo de mí misma falto

La memoria nos cambia de lugares
sin movernos de nuestros sitios


CUERPO ENTERO
Separar el tacto de las manos
hacia un repertorio disidente
de ejercicios de menos

Tocar sólo tu voz
Después: sólo tu olor
Después: sólo tu luz

Después:
lo inacabado en tu presencia
un desconocimiento.

Y volver a calzarme el tacto
para tocar tu cuerpo
para tocar en tu desnudo
lo desnudo también de desnudez

sábado, 18 de julio de 2009

Miscelánea de Pendientes


*
Cumplí un año más. No vale la pena decir la cifra exacta, desde hace algún tiempo evito reparar en ello, aunque se me encajen los días, los meses y los años en el alma. El único objetivo que me propuse fue el de no dejarme hipnotizar por el canto de las sirenas de los recuerdos, que inevitablemente me conducen a los linderos de la depresión. Semana previa diferente: viajes constantes, enfermedades presentes, cita únicamente con Bk, mi madre, mi hermana y todos mis sobrinos morelianos para acudir a la matiné, como en los “viejos” tiempos, como queriendo empaparme de juventud con sus sonrisas e inocencia. Comida tranquila, petit comité. Tarde de café, pastel y refresco. Festejo abstemio en virtud de la Ley Seca calderoniana. Ni así pudo evitar la chinga que le esperaba a su partido político al día siguiente. “Fiesta” diferente, especial. GRACIAS BK. Gracias: Viva, Rafa, Feli, Amós, Compa Alex, Coma Chela. Gracias a los que por mensaje o por internet se acordaron de su seguro servidor.

**
Mi cuerpo ha cruzado por un periodo no muy bueno en términos de salud. De una infección estomacal a una intoxicación, que hasta hoy en día no sabemos qué la propició, son el parte médico de algunas de mis semanas recientes. Una urticaria persistente, molesta, sobre todo incómoda, que así como llegó, se retiró, no sin antes pelear de manera constante durante más de 15 días. Un proceso de control de ingesta, exclusión de ciertos grupos de alimentos, para determinar alguna posible alergia a algo en específico y nada. Reitero: como llegó, se retiró. Al paso de los días, esas semanas las he ido asimilando como un proceso de desintoxicación y que tuvo una buena repercusión en la salud y en el ánimo: nuevamente la talla 33 es mi referente. Ni una pulgada más, ni una pulgada menos.

***
Remedios para combatir el insomnio de los últimos días: música y casi nada de literatura. Ya ni los tediosos informeciales me apesumbran y obligan al sueño. Música, mucha música, la sensibilidad casi a flor de piel. Hace una semana escuché la canción de La Oreja de Van Gogh que hace referencia al 11 de marzo en Madrid y las lágrimas se contuvieron en la última línea de mis ojos. Hoy, escuchando algunas reflexiones y comentarios que hacía Bk sobre la muerte, me sentí nuevamente embargado por la tristeza y el camino de la casa al centro comercial sólo lo hicieron soportable las canciones en el estéreo del automóvil. Necesito regresar a la lectura y escritura, porque si no, algún día de estos, alguien me encontrará llorando sin razón alguna por la calle.

****
Y el insomnio se quedó acompañando a la duda, había mucho por conversar, pensó alguno de ellos. Y yo, aquí de estúpido testigo, esperando que alguno de ellos comience por fin a dialogar.

*****
Revisitando a los clásicos. Cuba se posicionó por azar en parte de mis intereses cotidianos. Relectura de Pedro Juan Gutiérrez y su “Rey de La Habana”, quien descarna los sentimientos de sus personajes y nos hace partícipes de sus tragedias particulares y, por otro lado, no obstante la adversidad, Carlos Varela, con su canto a las Nubes, me recordaba que la nostalgia y la tristeza a veces alcanzan niveles poéticos que no alcanzaba yo a sospechar. Cuba en mis días y un trago de anís por las noches. La contradicción me sigue marcando. ¿Y los mojitos? Siguen siendo parte de mi miscelánea de pendientes.

******
Quizo la suerte que me enterara de dos historias reales, que conmueven por razones diferentes, que ojalá tuvieran la suerte de preservarse en tinta y en papel. Sólo están a la espera de que, quien me las contó, decida escribirlas y no dejarlas a los azarosos caprichos de la memoria. Yo como el chinito: espelando.

martes, 23 de junio de 2009

Segunda píldora

Paradoja de los recuerdos

"... ¿Acaso no existe en mi cuerpo una especie de limbo de la memoria donde todos los recuerdos cruciales van acumulándose y convirtiéndose en lodo?..."

Haruki Murakami
Tokio Blues (Norwegian Wood)

lunes, 22 de junio de 2009

Píldoras para la lluvia

Parece que ahora sí, de manera formal, la temporada de lluvias ha iniciado ya, y con ella, la sensiblidad mojada y húmeda de la memoria. ¿A quién no le invaden momentos nostálgicos cuando observa el rastro irregular de la lluvia sobre las ventanas?

Primera píldora sin impermeable emocional

"... la erosión de los amores y de las amistades es acaso la prueba más dolorosa de que el tiempo existe. Y es entonces cuando no quiero recordar ni visitar el cementerio en que se ha convertido mi memoria: a cado paso un muerto o una decepción..."

Guillermo Fadanelli
Vida de perros
El Universal, 22 de junio de 2009

domingo, 14 de junio de 2009

Se coló sin darme cuenta, por eso no tiene nombre

Sin título

Miro la pantalla del ordenador con la esperanza fija en encontrarte. Si esta posibilidad no ocurre, la computadora se reduce a tan sólo un instrumento de trabajo muy sofisticado. La comunicación no va más allá de las yemas de los dedos sobre las teclas y las réplicas en el monitor. Mecánica laboral y vida rutinaria, siempre gris. Cuando el Messenger rompe el esquema anterior, la herramienta de trabajo se convierte en el más maravilloso invento para la comunicación rápida e inmediata. La pantalla se transforma en el fondo de todos los sueños que con un solo impulso me golpean en el pecho. Las manos sudan y la mente comienza a confundir el orden con el que deben de salir las ideas, las palabras y los emoticones que permitan expresar todo lo que siento en este momento. Cuando por fin comienzo a identificar por dónde comenzar, tu nombre en el mensajero aparece como desconectado. Mañana, habrá una nueva oportunidad. Así pasan los días, los meses y los años. Las cuartillas se acumulan y los archivos importantes se deben de respaldar cada vez con mayor frecuencia. Mientras tanto, la esperanza y los sueños, se diluyen con cada nueva frase que acuño y que pienso que diré la próxima ocasión que te encuentre en línea. Hoy, como siempre, apago el regulador, pero nunca el corazón.

Felicidades 1000 - 8000


Diana y las mañanas


Diana encontró su destino a la vuelta de la esquina. Cuando el día parecía que transcurriría igual, ya rumbo a sus ocupaciones en la Facultad del Hábitat, la vida le jugó una buena sorpresa. Ese día en especial, por ser el de su cumpleaños, le permitiría observar en el cielo un arcoíris, y en cada uno de los matices de esa franja multicolor se podían observar los rostros y las felicitaciones de todas las personas que se ocupan y preocupan por ella, pero sobre todo, que la quieren y desean festejarla. Apenas iba despertando la mañana y Diana sonríe como el Astro rey al mediodía.


Muchas felicidades, Prima 1000-8000.

Bk y JM
"Party Hat"
Jeff Koons
oil on canvas 114 3/8 x 127 5/8 inches 290.5 x 324.2 cm 1995–1997

jueves, 11 de junio de 2009

El "voto razonado"

Alquimia electoral sindical

A algunos amarillos les pegó tanto la hepatitis que ahora son color naranja. A algunos naranjas no les hizo tanta gracia las decisiones caciquiles que hasta azules se pusieron del coraje. Los rojos, en su tono están, llaman la atención, sin saber porqué y para qué. Los verdes no son verdes por inmaduros, sino al contrario, porque como dijo Monterroso: despertamos y el dinosaurio sigue ahí. ¡Ah! y a los blancos, la transparencia les caería mejor, para que nadie reparara en el negro historial de alguno de ellos. Así de simples, claras y baratas están las ideologías y los proyectos sindicales de esta Universidad.

Queriendo soñar

Notas del insomne

1
El día siguiente, siempre el día siguiente, llega antes de que el cuerpo y el alma reclamen su presencia.

2
La noche de hoy, siempre la noche de hoy, se agota antes de que la mente comience a reposar sobre la almohada.

3
La madrugada siempre incomoda cuando apenas te comienzas a acomodar sobre la cama.

4
El sueño es el más utópico de todos los sueños.

De plumas fuentes


La tinta y la piel


Corrió la tinta por la pluma como la sangre que se acelera en mi pecho, en el preciso instante en que las manos comienzan a notar la ausencia de tu de piel en ellas

miércoles, 10 de junio de 2009

Vacunas contra la Selección Mexicana de Futbol

Pronunciarse

Decirse
Besarse
que sea este pronombre lo más profundo y verdadero
por si un día el abrazo se vuelve arrecife
por si un día me borras de ti.

Mariana Bernárdez
Más allá de la niebla

Suplemento Laberinto, Milenio Diario

Una de porteros

Cerró los ojos, confió más en el azar que en sus reflejos y, al escuchar el sonido del silbato, con un impulso supremo se lanzó sobre su costado izquierdo alcanzando a observar cómo el balón rompía el aire y buscaba un refugio en el interior de la portería. Una vez más, la fe le ganaba a las ciencias del deporte.

miércoles, 3 de junio de 2009

Dando lata de nuevo

Entre que Michoacán entraba en una crisis política casi agónica por la detención de varios alcaldes y funcionarios presuntamente asociados con el narcotráfico, mi estómago también comenzaba un periodo severo de descomposición. Yo sólo doy cuenta de mi malestar. Que Godoy y Calderón asuman la responsabilidad por la mierda en que se ha convertido la política estatal y nacional...

Bitácora de la enfermedad

Domingo en la noche
Todo comenzó como un simple dolor de cabeza. Ante las circunstancias recientes, lo primero en lo que piensas es en una gripa (influenza para los léidos). Un comprimido para combatir el dolor, pensando en dormir bien, deseo que no se cumplió.

Lunes
Fiebre, sudor y pesadillas antes de poner un pie sobre el piso. Como sea, era la “hora de levantarse”, pero de inmediato reconozco que la fuerza física me había abandonado y el mareo fue el ritmo torpe de mis pasos. Sin deseos de comer, apenas y si apetezco un vaso de leche, con un par de galletas. El lácteo fue el catalizador: mi indisposición no era por gripe, sino por un malestar estomacal. Ante la evidencia irrefutable, acudo al médico y comenzamos a trabajar sobre la recuperación del aparato digestivo. Bk comprensiva e intuitiva está junto a mi.

Martes
Más fiebre, más sudor e igual número de pesadillas. Para un insomne, encima de que duerme poco, no puede haber mayor desgaste físico que dormir mal. Confiando en que las primeras tomas de medicamento algún efecto benéfico tendrán, me encomiendo a Hipócrates, pero nada. El analgésico se supone que trabaja por espacio de 6 horas, yo a la cuarta hora, siento los embates de la infección que no cede y que se niega a abandonar mi cuerpo. Mañana, una larga espera por ese mañana, pienso que quizá será un día mejor. Bk enfermera, se preocupa un poco más por mí.

Miércoles
Sumada a la infección, hay que impedir que la deshidratación depaupere más el maltrecho cuerpo. Litros de agua, de bebidas con electrolitos y más litros de agua. Sin embargo, la infección sigue en plena rebelión y la temperatura corporal no conoce mejor umbral que 38 grados centigrados. Nueva llamada al médico, súplica un tanto desesperada: “lo que sea, como sea, ¡pero quíteme la fiebre y el dolor por favor! Se reorganiza la administración de los medicamentos y se suman nuevas sustancias para esta lucha que está siendo hasta ese momento desigual. El analgésico se agotó, casi como los deseos de irme a acostar ¿para qué? ¡Si no voy a poder dormir! El pesimismo se convierte en mi sombra y, también hoy, me acompaña en los breves pero recurrentes paseos que emprendo entre la cama, los libros, el baño y de vuelta. El cansancio obliga a un descanso. Las pesadillas llegan casi cuando el Sol está a punto de inaugurar el nuevo día. Bk, ángel de la noche y de la mañana, enfermera del cuerpo, también se ocupa del desgaste del estado de ánimo. Ante la adversidad siempre es estimulante el humor inteligente.

Jueves
Litros y litros de hidratantes, antibiótico, pero sobre todo, una sola toma de analgésico. Parece que hoy sí la llevamos de gane. Trato de establecer un comportamiento dentro de la “normalidad”, pero el cuerpo sigue pasando factura. El desgaste ha sido fuerte y a cada esfuerzo físico emprendido, le sigue un periodo de recuperación sumamente prolongado. Si el mareo por la debilidad desaparece por la mañana, estaré en condiciones de por lo menos cumplir con la responsabilidad de las clases. Pero no, una cuartilla leída equivale a una buena jaqueca. Tratar de sostener un discurso lógico y coherente es una meta impensable para este momento. Así, que sin más remedio, sigo recuperándome en el espacio reservado de mi habitación y el estudio. Bk comprensiva y preocupada por mi “inoperancia” intelectual me acerca una novela que está leyendo y la comparte conmigo, Un grito de amor desde el centro del mundo, de Kyoichi Katayama. El texto comienza así:

“Aquella mañana me desperté llorando. Como siempre. Ni siquiera sabía si estaba triste. Junto con las lágrimas, mis emociones se habían ido deslizando hacia alguna parte…”

En mucho me identifiqué con las frase, así que, sin más, la historia de Aki y Saku Chan llenó mis horas. El cerebro, por lo menos, parecía que no se había atrofiado tanto. Creo que soy muy benévolo conmigo.

Viernes
Primera noche sin dolor, sed y pesadillas. La reserva física fue suficiente para cumplir un compromiso con la amistad, el cariño y la memoria en Uruapan. Parece que ahora sí la libré. Bk objetiva: “esto ya pasó, pero se impone necesariamente una biometría”. En cuanto la flora intestinal regrese a donde debe estar, es la única asignatura que queda pendiente de esta crisis estomacal.
A los presidentes municipales y funcionarios el cuadro se les complica, de presentados pasan a la condición de arraigados para integrarles completa la averiguación, pero eso es deshecho de otra letrina...

martes, 2 de junio de 2009

Sobre la estupidez humana

Después de un prolongado receso, reclamado por mi estómago, de nuevo estoy robándole unos minutos al sueño.

El tecnócrata

Un imbécil sólo puede ver en los demás el reflejo de sus propias carencias y limitaciones.

Y él se asume con liderazgo e inteligencia para resolver la vida.

Por eso estamos como estamos.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Bk y la literatura de la vida

Dos historias que motivó Bk con su sonrisa y sus actos...


Mejor dime que me amas
Castigas sin palabras y tus ojos se convierten en jueces implacables de los actos, yo tan sólo quiero amarte, no me propongo otra cosa más.


Un pequeño favor
Deja que mis manos conduzcan tus deseos... así de simple.


lunes, 18 de mayo de 2009

Requiem por Mario Benedetti

En este momento, no hay mejor palabra, que sus palabras...



Chau número tres

Mario Benedetti



Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

domingo, 17 de mayo de 2009

El demonio de la sospecha

El demonio de la sospecha
Jean Meyer
El Universal
17 de mayo de 2009

El gran historiador Marc Bloch decía que estudiar el nacimiento, la difusión, las transformaciones de los rumores es una de las tareas más importantes que se ofrecen a la sicología colectiva; apuntaba que en el frente de guerra se veía al mismo hombre aceptar sin chistar los relatos más fantasiosos y rechazar con desprecio las verdades más firmemente establecidas; en este último caso, el escepticismo no es más que una forma de credulidad. Por eso es tan difícil refutar los rumores, porque descansan en un imaginario del complot basado en un complot imaginario

lunes, 11 de mayo de 2009

Una bala perdida


Sin título


En este momento hay dos palabras que no podemos entender: perdón y reconciliación. Y una de ellas es cada vez menos probable. Esa, esa es tu tarea.

lunes, 4 de mayo de 2009

Opinión pública e influenza

Tipología de "opinadores"

El experto exprés, que se acostó ignorante pero se levantó conocedor del tema.

El sagaz opositor, que descubre la huella de la manipulación del gobierno en la propagación intencionada de los virus.

El escéptico insobornable, que duda donde otros creen y descree de cada medida y cada cifra.

El acólito de la autoridad, que encuentra en todo lo hecho por las autoridades sensatez y presciencia.

El pescador monotemático, genuino experto en el tema cuya eclosión lo vuelve celebridad instantánea en los medios.

El erudito memorioso, capaz de recordar lo casos semejantes que registra la historia y repetirlos con ánimo de ejemplo moral o simple exhibición de suficiencia.

El ubicuo tiranetas que puede o no saber de lo que habla pero traza líneas con certeza tiránica sobre lo que hay y no hay que hacer.

José Woldenberg
Diario Reforma
30 de abril 2009

jueves, 30 de abril de 2009

Píldoras de amargura


Lo más peligroso de esta epidemia son los efectos colaterales de imbecilidad que se gesta en la ciudadanía. Ante las medidas de prevención y la recomendación de reclusión, la mente se convierte en el peor de los enemigos. Ahora resulta, que hasta los extraterrestres son culpables de esta situación. ¿O no?

No me pidan tomar partido, de nada sirve ponerse del lado de los defensores de la teoría conspiracionista y mucho más peligroso es irse al extremo de la teoría apocalíptica.

En estos momentos de caos se exige de nosotros la mesura.

Píldoras de amargura

"... El orden no es amigo de los hombres, se limita a regentarlos, rara vez a civilizarlos, y aún más rara vez a humanizarlos..."

Albert Caraco
Breviario del Caos

"... Como no estoy enfermo doy por un hecho que el mundo no me es hostil y que la muerte se encuentra siempre lejana, lo que redunda en la atrofia o anquilosis de mis sentidos..."

Guillermo Fadanelli
Lodo

martes, 28 de abril de 2009

Sobre la influenza



Sobre la teoría alarmista:
Si siempre te sacaste los mocos con el dedo, de nada te sirve comprar miles de cubrebocas y litros de alcohol en gel. Lo cochino no se quita en una semana.

Sobre la teoría apocalíptica:
Mis pecados no han sido tantos ni tan malos como para merecer esto… ¿Será?

Sobre la teoría ácida:
“¿Qué le dijo México a la influenza?... “¡Mira cómo tiemblo, mira cómo tiemblo!” (Gracias Tavo Carranza)

Sobre la teoría del combate al narco:
"¡Me ponen en arraigo domiciliario a toda la Familia michoacana!"

Sobre la teoría conspiracionista:
“Esta epidemia es El Chupacabras del sexenio”, “enfermedad electorera”, “construcción de liderazgo y legitimidad”. ¿Saben qué? Sinceramente… no mamen.

Apuntes de Tijuana 2

1
Justo en la esquina noroeste de México, junto a los EU, el mar y la arena son iguales en ambos lados del muro; en cambio, los sueños y las esperanzas, diametralmente opuestos.
2
En un día claro, despejado, se puede alcanzar a observar los rascacielos y puentes de San Diego, California. En un día claro, despejado, no hay forma de ocultar la pobreza y la violencia de este lado. Y todo, casi desde el mismo punto de observación.

lunes, 27 de abril de 2009

Apuntes de Tijuana

La frontera... de los sentimientos

Bien lo dijo Bk: "Tijuana es una ciudad triste". La calle Revolución, la plaza Santa Cecilia, las paraditas de la calle Coahuila, el galgódromo... tan sólo son el lado menos dramático de la soledad.

La globalización en una esquina

Con unos amigos chilenos, en el restaurant "Las pampas", cuya especialidad es la comida brasileña, a 2 kilómetros del muro.

domingo, 19 de abril de 2009

La sencillez de los grandes

Moraleja de Claudio Magris a John Banville:

"... nunca hay que reírse de la vida de los demás, porque es tan intrincada e intensa como la de nosotros..."


Suplemento Laberinto No. 305

miércoles, 15 de abril de 2009

Probando la impresora


Sin título


La piedra es dura por lo que dura
Eduardo Casar Teorías Físicas



Aquí estoy, sangrando una a una, todas las palabras que he tenido que inventarme como excusas. Son las malditas ganas de contradecirme siempre.



Así, levanto la piedra para estrellarla una vez más sobre mi boca. La piedra es dura por lo que dura y a la memoria le cuesta borrar a los sentimientos arrepentidos.



Otra vez, la piedra sobre la boca.


lunes, 6 de abril de 2009

Llegó la noticia y el día se hizo pedazos

No creo en los presagios, ni en los augurios, pero de ayer a hoy el clima advertía de la gelidez que se incubaría en el corazón de Bk y el mío. Desde Tijuana soplaba el viento anunciando la muerte de María Avaca. La noticia llegó de rebote en un MSM y tristemente lo volvimos a confirmar: la muerte siempre es inoportuna. Ante la imposibilidad de estar ahí, de abrazarte y agradecerte todo lo que tu amistad y tu apoyo hizo por nosotros, a ti que tanto disfrutabas la literatura, te dejo unas líneas de un poema de Homero Aridjis que habla de este asunto, para que ilumine tus pasos mientras haces la misteriosa travesía hacia el otro lado de la vida. Hasta luego y con buen acento chileno te decimos: ¡chao!


Asombro en el tiempo
Homero Aridjis

Sobre la ciudad de cemento se alza el día. Abajo queda el asombro del tiempo. Has cerrado los ojos, en mí los has abierto. Tu cara […] es toda tu cara, hoy que dejas la vida. La muerte, que conocía de nombre, la conozco en tu cuerpo.

Mis recuerdos se enredan con los tuyos. Tumbados para siempre, ya nada los tumba. Nada los hace ni deshace [...] Mi memoria es de piedra. Hablo a solas y hace mucho silencio. Te doy la espalda pero te estoy mirando. Las palabras me llevan de ti a mí y de mí a ti y no puedo pararlas. Esto es poesía, dicen, pero es también la muerte.

Yo labro con palabras tu estela. […] Tú duermes y yo sueño. Sueño que estás allí, detrás de las palabras.

Te curan de la muerte y no te salvan de ella. Se ha metido en tu carne y no pueden sacarla, sin matarte. […]

Ventana grande que deja entrar a tu cuarto la ciudad de cemento. Ventana grande del día que permite que el sol se asome a tu cama. Y tú, entre tanto calor, tú sola tienes frío.

Así como se hacen años se hace muerte. Y cada día nos hacemos fantasmas de nosotros. Hasta que una tarde, hoy, todo se nos deshace y viendo los caminos que hemos hecho somos nuestros desechos.

Sentado junto a ti, veo más lejos tu cuerpo […] Todo el tiempo te miro y no te alcanzo. Para llegar a ti hay que volar abismos. Inmóvil te veo partir, aquí me quedo.

Número en cada puerta y tu ser pierde los años. Tu cuerpo en esa cama ya sin calendarios. Quedarás fija en una edad, así pasen los siglos. […]Un día más, unos minutos menos.

En tu muerte has rejuvenecido, has vuelto a tu rostro más antiguo. El tiempo ha andado hacia atrás para encontrarte joven. No es cierto que te vayas, nunca he hablado tanto contigo.


Uno tras otro van los muertos, bultos blancos, en el día claro. Por el camino vienen vestidos de verde. Pasan delante de mí y me atraviesan. Yo les hablo. Tú te vuelves.

Sobre tu cuerpo […] el tiempo se recuerda. Mi memoria es de piedra.

viernes, 3 de abril de 2009

Entre Lázaro Cárdenas y Morelia

Estela y el agua

Llegó hasta la orilla del Mar y dejó que el agua comenzara a lavarle las penas del alma, mojándose los pies.

lunes, 30 de marzo de 2009

Una idea que me dio las buenas noches

Fragmentos de la vida moderna

I

Hoy vino La Muerte a buscarle, pero no lo encontró. Lo esperó gran parte del día y nunca llegó. Decidió dejarle un recado por debajo de la puerta y regresar en una mejor ocasión.

II

De noche, casi por comenzar la madrugada, entró a la casa sin encender la luz y se dirigió directamente al dormitorio. Cuando se levantó, encontró la casa limpia y el desayuno listo. Una nota descansaba en el recibidor, al lado de los estados de cuenta. Todos los días eran copia idéntica del anterior.
III

Vino una vez más y nada. Toda una semana y tampoco tuvo éxito. Frustrada y apremiada por los indicadores de mortandad, tuvo que abandonar el caso y seguir con sus tareas habituales. Deja este caso con la etiqueta de pendiente.

IV

Desde hace una semana tiene una pesadilla recurrente: sueña que La Muerte llama a su puerta.

V

Un infarto al miocardio fulminante y un expediente que pasa al estado de “Cosa juzgada”.

VI

La Muerte, toca a otra puerta…

lunes, 23 de marzo de 2009

Robándole minutos a la reunión


Ciclos vitales




Toma mi mano, llévame, enséñame, déjame observar, regrésame, hay mucho por pensar, aléjate, dame tiempo, regresa después, pregunta, escúchame, acéptalo, suelta mi mano, te dejo ir, nos decimos adiós, el día se acabó, la historia común también, las sombras protegen, la noche cocina nuevos destinos, el sol sale, la vida comienza otra vez.




lunes, 9 de marzo de 2009

A propósito del cheque del Master Congo Mondongo

Cosas de la vida

Cuando estudiantes, todos los amigos eramos pobres y felices. Ahora, mis amigos son unos infelices que dejaron de ser pobres...


PD Felicidades Master, hasta que la revolución te está haciendo justicia, pero creo que te andan buscando de Hacienda.... por aquello de los impuestos... jajajajaja

miércoles, 4 de marzo de 2009

Por no dejar

El ingenuo


Cuando me hablan de literatura erótica, esta es la primera imagen que me viene a la mente...

lunes, 23 de febrero de 2009

Un rapidín



Se acaba el mes y yo en silencio.



Las palabras se pegaron a tu cuerpo con mis besos.







Foto y pinta
Acción Poética

lunes, 9 de febrero de 2009

Apunte de la noche


El borracho

Hoy la Luna invita a que me embriagues con tus besos toda la noche.

martes, 27 de enero de 2009

In memoriam

No puedo escapar a la nostalgia. Ya son 19 años y tu ausencia se acrecenta en nuestros corazones.

Que la memoria y tu ejemplo te mantengan en nuestras vidas.

Así, nunca morirás.

"Déjame reposar, aflojar los músculos del corazón y poner a dormitar el alma para poder hablar, para poder recordar estos días, los más largos del tiempo.

Convalecemos de la angustia apenas y estamos débiles, asustadizos, despertando dos o tres veces de nuestro escaso sueño para verte en la noche y saber que respiras.

Necesitamos despertar para estar más despiertos en esta pesadilla llena de gentes y de ruidos.

Tú eres el tronco invulnerable y nosotros las ramas, por eso es que este hachazo nos sacude.

Nunca frente a tu muerte nos paramos a pensar en la muerte, ni te hemos visto nunca sino como la fuerza y la alegría"

Algo sobre la muerte del Mayor Sabines
Jaime Sabines

lunes, 26 de enero de 2009

Fábula - Danzón dedicada a ....

Con la misma mala leche, aderazada con mucha hiel y hasta con güácara de borracho dedico esta Fábula - Danzón a...

Fábula aplicable a toda la clase política del país, bueno, a casi toda, solo al 99% de ella.

Fábula política sin moraleja

Cuando las carreras a Campo Traviesa fueron reglamentadas, y todas sus trampas quedaron al descubierto, vino el Zorro a acusar a la Tortuga de corrupta y chapucera.

Conversación en la mesa

Todo fue cuestión de lanzar una sencilla pregunta y la imaginación se puso a jugar con las ideas y las palabras. Así, Bk dio el motivo, yo solamente hago la relación de los hechos.

El Género Humano-Limón

- ¿Qué me pasa si me como la semilla de un limón?- Fue la pregunta que hizo Bk y que detonó la conversación que acompañaría a nuestra comida.

- Nada – Contesté con seguridad y con aplomo…Mmm… bueno, aunque no sé bien. Porque quizá lo único que podría ocurrir es que esa semilla se anidara en tu estómago y comenzara a crecer. Lo cual ya podría comenzar a convertirse en un problema, porque de crecer mucho, las ramas y las hojas del pequeño árbol buscarían salida por tus oídos. Eso, visto de manera pragmática, podría representar un ingreso extra para nosotros, porque notificaríamos a los medios de comunicación sobre tu particular condición y entonces podríamos cobrar por cada entrevista y cada imagen que quisieran tomarte. Yo podría ser tu representante, pero como no es sano mezclar los negocios con lo familiar, pues dejaría que escogieras a alguien más. Ahora, pensándolo bien, si te crecen mucho las ramas tendría que decidir si llevarte a la estética a que te corten el cabello o con un jardinero, para que te poden los indicios del arbusto que habita en ti. Pero eso también tendría sus ventajas, porque cuando el limón comenzara a dar frutos, en lugar de cosechar los que crecen muy cerca del lóbulo de tus orejas, los podrías aprovechar para utilizarlos de aretes, y con ello, ahorraríamos una lana, aunque casi siempre serían color verde-limón, y quizá también podrías pintarlos de colores diferentes con anilina, para que combinaran con el atuendo que para ese día eligieras, pero que sea un día sin ningún indicio de lluvia, porque si no, tus aretes bióticos podrían comenzar a despintarse y arruinarte tu, tan siempre pulcra, presentación… Mmm y aquí me viene una duda mayor, que sí que se podría convertir en un problema para mí: el día que te enfermes ¿te llevo al médico o con un agricultor????

- ¡Que interesante! Pásame la sal, por favor – Fue tu única respuesta a toda la serie de cavilaciones que en ese momento me llegaban en cascada.

En silencio, mientras agotamos el contenido de nuestros platos, yo seguí especulando sobre el fantástico hecho de estar casado con la única mujer del género Humano-Limón. Bueno, podría ser.

A manera de bienvenida

Este es el nuevo espacio virtual de mi bitácora. Aquí recupero lo que existía en mi espacio anterior chemagoso.spaces.live.com, del cual sólo diré que cada vez se volvía más difícil su administración y actualización. Así, que pasado casi un mes, decidí que sí quería seguir con esta experiencia de los blogs, aunque en verdad, no sé bien para qué, a ciencia cierta.

No soy un esclavo de las estadísticas como para poder afirmar que es para seguir en comunicación con las muchas personas que alguna vez han leído mis desvaríos, anécdotas sin sentido y fábulas sin moralejas. No sé cuántas personas visitaron mi bitácora anterior, mucho menos, sé qué opinión les mereció los textos que ahí encontraron. Salvo dos o tres excepciones, el asunto de la retroalimentación no fue lo que precisamente distinguió a chemagoso.spaces.live.com.

Quizá siga insistiendo en esto de la escritura, porque es una de las cosas que me hacen sentir menos agobiado por lo monocromática y plana que puede ser la vida cotidiana. Aunque también es un contrasentido, porque la mayoría de las ficciones que escribo se alimentan de ahí: de la cuota de rutina diaria, que es necesaria para mantener el orden de la vida (Cortázar dixit), pero exagerada, pero vista de manera ilógica, quizá irreverente, un tanto apasionada o desapasionada, según sea el caso, pero ante todo, con sentido del humor, negro, blanco, del color que sea, al fin y al cabo humor.

Así, que siendo las 6:38 de la tarde del lunes 26 de enero de 2009, declaro formalmente inaugurado el nuevo espacio virtual de la bitácora del Chema.

Bienvenidos sean



PD A medida que aumenten mis habilidades y mi familiaridad con blogspot, iré recuperando los albúms de fotos que ya tenía, además de seguir alimentando este espacio, con otros nuevos.

Diciembre de 2008

26 diciembre

A manera de colofón (provisional)

No le pido al olvido que nos cubra con su manto eterno y nos perdamos en el universo de las personas sin pasado, ni tampoco solicito a la memoria que nos conserve en la mitología diaria de los seres nostálgicos de esperanza. Este espacio cierra un ciclo, con un futuro nada claro y un bloguero presa de la incertidumbre cibernética y literaria. Es el momento de un adiós que envuelve un hasta luego silenciado.

25 diciembre

Para la reflexión

"He ido en busca de la cultura, el pensamiento, la sensibilidad, el señorío, y nada de lo que he ido a buscar fue más grande de lo que dejé: ni la cultura fue más ancha, ni el pensamiento más alto, ni la sensibilidad más honda, ni el señorío mayor..."

IKRAM ANTAKI
Historia


24 diciembre

Misterios de la ciencia

Miles de anatomistas en el mundo han abierto e inspeccionado una miríada de corazones, pero todavía no hay alguno que se atreva a asegurar que tiene las pruebas materiales de la presencia del amor en nuestros cuerpos.

16 diciembre

La frase que da motivo a estas líneas, comenzó a acosarme hace algunos días. Absorbido por lo cotidiano, apenas y si tuve tiempo de anotarla en algún pedazo de papel, porque cada vez confío menos en mi memoria. Sin poder estructurar una historia como lo dicta la ortodoxia o los cánones (está de más la aclaración, porque casi nunca los he seguido, o lo que no sé si es peor o mejor, creo que ni siquiera los conozco), la saco un momento del cajón de los pendientes, y son solamente los trazos preliminares de una historia por contar, por si alguien quiere hacer una cirugía estética con la idea. No hay principio, no hay trama, no hay final, sólo una frase que volaba por ahí. Si colaboras podría ser un Cadaver Exquisito o un Frankestein de palabras. Lo que vale es la intención. Insisto, por sí sólo, el grafitti reclamaba atención.


Historia sin principio ni final

-"Pienso en ti y se detiene el Universo".

Era la séptima ocasión que leía el grafitti en la pared. Retomó el paso y continuó caminando sin cesar, siempre intentando alcanzar al horizonte que toda la vida se empeñaba en alejarse. Una cuadra y a la izquierda, dos cuadras más y a la derecha, siempre de frente al Sol, que estaba a punto de cederle el otero a la Luna. La vida como un cosmos, la vida como un laberinto. Los días. Los meses. Los años que, atorados en el alma, parecen siglos de ansiedad y de tristeza.

10 diciembre

En el ejercicio de recuperar y ordenar algunos escritos que andan extraviados, entre mis papeles, mi computadora y el ciberespacio, he encontrado algunas cosas que me han llamado la atención. En tanto tomo la decisión final sobre lo que pasará con este blog (no sé si tomará un receso, caerá en el silencio definitivo o emigrará a otra parte del ciberespacio), pego dos textos que encontré. El primero, sobre Liliana, creo que se elaboró en 1997 ó 1998, y sufrió alguna pequeña corrección en 2006, según consigna la fecha de última modificación del archivo. El segundo, sobre el violonchelo, es del año 2000 y no recuerdo si ya alguna vez fue publicado en papel o ya ha circulado por el ciberespacio. Lo siento, soy muy despistado.

¿Quién conoce a Liliana?

I
Liliana se moría de frío cuando la conocí. Ese día ni el más cálido de los abrazos podía abrigarla. Su sonrisa apenas si se escapaba al castañeo incesante de sus dientes. Liliana fue en ese momento una mujer congelada. Pasados los días, el clima ha sido menos perverso con ella. Sus extremidades y ánimo poco a poco han ido recuperando su temperatura normal. Liliana se transforma, reflorece y se expande. Ahora ella es la más bella flor que habita el jardín de mis sueños. Vaya transformación, de mujer a flor. Liliana es así.

II
Puede que Liliana no tenga alas como los ángeles, mas sin embargo supera a las hadas con su grácil vuelo nocturno, el cual comienza cuando traviesamente se columpia en la tímida sonrisa de la luna, antes de brincar y unirse a la estela multicolor de los cometas que surcan este cielo oscuro y profundo. Liliana es así. Vigila el sueño de los insomnes. Ella cruza todas las noches el cielo.

III
Pónme el rostro que quieras e invéntame una vida que gire en torno a ti. Róbame los sueños, amenázame con amarme para siempre, miénteme sobre las verdades de la distancia y asegúrame que el olvido no es más que otra mentira verdadera que has inventado para mí. Sí, así de simple, conviérteme en cómplice de tus dudas y temores, que en las incertidumbres y sombras de tu vida siempre estoy. No temas lastimarme y dime todo lo que guardas para mí, que no existe ya nada en este mundo que me pueda sacar de esta dolorosa prisión de soledad a la que me ha condenado tu desamor.

Eso me dijo Liliana ayer y no supe qué decir…….. Le he tenido que mentir una vez más.

IV
Nunca hace promesas que sabe que son difíciles de cumplir. Las metas tienen que ser siempre a corto plazo. No intentes explicarle las ventajas y comodidades de los tiempos largos y los venturosos porvenires de la vida. Liliana no lo entiende así. La vida es una y tan solo dura los minutos que componen a los días. Cuando la luna releva al sol en su función de vigía astral, ella se encomienda a tantos santos y vírgenes recuerda; no sea que mañana le sea vedado el derecho de experimentar un día más y en ello, se le va la vida.

V
Las redondeces de su cuerpo huelen todavía a pubertad. La miel de sus labios abren puertas insospechadas a los abismos del amor diáfano y sincero. El cabello, negro azabache como las noches sin estrellas, simplemente es la más tormentosa de las tentaciones a la que es cada vez más difícil resistir. Así pueden ser todas mis noches en las que me atrapa el insomnio. La de un espectante velador que intenta ser poeta para la mujer que duerme todas las noches a su lado. Liliana todavía no entiende el porqué de mis ojeras y me recomienda ir al médico urgentemente.

Sonata No. 1

Hace un mes, congelado literalmente hasta los huesos, a las 2:00 p.m., en el centro de la Plaza Roja en Moscú, decidí dejar mi nueva vida y regresar a buscarte. Ni el vodka ni el oso misha pudieron traer hasta acá mi memoria y mi corazón. Era tan persistente el recuerdo, que el día que observaba el rostro ímpavido de la momia de Lenin, grité y salí corriendo del mausoleo. Puedo jurar que el objeto necrofílico tomó los rasgos de tu cara y me dijo: "cobarde....sigue huyendo, pero por más kilómetros que pongas de por medio, sabes que me perteneces".... Con los pies adoloridos por el imprevisto maratón, media botella de tequila entre pecho y espalda -la nostalgia es dura de sobrellevar- hicieron de mi presentación ante el director del Conservatorio un acto de intimidación: ¡Me voy! ¡La música no es lo mío! ¡No aguanto más el socialismo! ¡Si.. ya sé que en Rusia no existe más el socialismo desde tiempos de Gorbachov! ¡Tan sólo vengo a informarle que me voy!. El violoncello mal vendido, dos fotografías del Lago de Pátzcuaro repartidas entre mis compañeros de habitación y un trompo de Quiroga regalado al hijo del director de la orquesta de cámara. Mochila al hombro, subí al tren y partí rumbo a Bruselas, fue la conexión más barata que pude conseguir. Montarme al avión en Bruselas, una escala en Londres, otra en Nueva York y por fin México lindo y querido, si muero lejos de ti. La comitiva de recepción fue más parecida a un funeral que al regreso del hijo pródigo a la tierra que lo vió partir. Y no era para menos. Mi familia vendió el coche y empeñó la casa para apoyar el sueño del hijo consentido: ser el chelista más grande del mundo. Cuatro meses después de la esperanzadora partida, aquí me tienen de vuelta. Pregunto por ti y la noticia no pudo ser más devastadora. Habías perdido la batalla contra un cáncer que se manifestó cuando ya era imposible contraatacarlo. Ahora, sábado tras sábado, siempre a las 6, toco al pie de la tumba, la sonata que en Moscú compuse para ti.

04 diciembre

Un brindis por la nueva arquitecta

Desde el infinito azul del cielo michoacano, pedimos al viento que lleve nuestro cariño y espíritu a ti, en este día tan importante; felicidades y muchos abrazos; y recuerda: cada vez que el viento enfríe tus mejillas, significa que Bk y yo estamos ahí, juntito a tu corazón.

Tus primos, los tan de esos, los "morelianos".

01 diciembre

Lluvia en la ciudad

Hoy sintió un deseo incontrolable de llorar y no lo hizo. Ayer, al mediodía, le había ocurrido lo mismo y también logró controlarse. Mañana, cuando salga a recorrer las calles, el cielo se le vendrá encima de manera solidaria y le ayudará a sacar de su cuerpo y alma, toda la tristeza humedecida del adiós anticipado, del adiós definitivo. Ha comenzado la noche y las nubes negras ya comienzan a acosar a la luna. Creyó escuchar en la radio sobre las probabilidades de lluvia en su ciudad. No hizo mucho caso, ella ya se estaba ahogando desde muchos meses antes.

Noviembre de 2008

20 noviembre

La referencia geográfica no es arbitraria

Los trenes de Embrun

La tomó de la mano y llegaron juntos a la estación. Miraban y calculaban, al mismo tiempo, la longitud de la vía. Sabían con exactitud cuál era el punto de partida, pero no el de llegada. Buscaron verse a los ojos, pero las lágrimas no les permitieron cumplir con el deseo. Una estación, una vía, el sonido de un silbato y la sombra de un tren cada vez más lejano fueron el marco de este abrupto despertar del sueño del amor. Al día siguiente, los diarios sólo informaron del clima. Lo cotidiano, convertido en infinitos copos de nieve, se impuso una vez más sobre la voluntad de sus ciudadanos. La vida sigue igual en Embrun, Canadá.

11 noviembre

Homenaje involutario, que no inmerecido, al maese Rafa

El cielo y el pintor

En estos tiempos en el que los aviones se desploman y los "pájaros comienzan a eructar"*, le he pedido a mi amigo el pintor que haga del cielo su lienzo y comience por recordarnos, que la vida y los colores van más allá de la triste monotonía visual de esta nota roja que nos agobia día con día.

* Paráfrasis de un aforismo de Cioran

02 noviembre

La música que corre por las venas

En este preciso instante, en el que la nostalgia toma forma de nota musical, levanto la mirada, te encuentro, busco tus ojos, sonríes sin saber porqué y confirmo que todas las decisiones que he tomado en la vida han sido las correctas para poder estar esta noche a tu lado, en el preciso instante en que la nostalgia tomó forma de nota musical y necesito urgentemente de tus brazos. La música que corre por las venas ha llegado al corazón.

Octubre de 2008

24 octubre

Cuestión de suerte

Quiso el destino que te cruzaras en mi camino. Quiso la suerte que te sacara la vuelta. Todo es simple y tiene una explicación. El azar nos jugó una mala pasada. ¿Qué le vamos a hacer?

Palabras

"- Dime, tan sólo, algunas palabras para llenar este vacío..." El ángel tomó sus alas, se acomodó la aureola y se fue. El silencio siguió gobernando sus días.

16 octubre

De un mundo raro*

Mientras el vestido de novia iba cayendo al piso, corazón y alma rompieron con el pasado. Era una mujer nueva. Con un presente realizado. Sin un futuro confirmado. Los ojos se le inundaron de lágrimas. El esposo creyó que lloraba de felicidad. Los caminos se habían comenzado a separar.

* Mención involuntaria a José Alfredo Jiménez

10 octubre

Sin título

De pronto, se le agotaron las palabras: el último reducto con el que enfrentaba a la soledad. Se acostó con la esperanza de no tener que despertar un día más.

Septiembre de 2008

27 septiembre

La musa está de vacaciones

Del maese Agustín Monsreal

"... En tanto se agota la eternidad, te espero. Vuelve..."

20 septiembre

No me cabe la frustración y la rabia en el alma

Morelia, 15 de septiembre

Es la ciudad que llora. La ciudad que sangra. La ciudad que clama justicia. La ciudad que está sumida en la perplejidad y el miedo. La ciudad que ya no es. La ciudad que algún día fue.

03 septiembre

El mes de la patria

No tengo más patria que tu corazón
Hernaldo Zúñiga

Arrancó la hoja al calendario y al leer "septiembre 15" se sintió un siglo más viejo. Reparó una vez más en la fecha y recordó que, hacía 4 años, ella se había llevado consigo toda noción de identidad. Su cuerpo era el único motivo por el cual habría enarbolado alguna bandera. Se sentó frente a la ventana y en absoluta resignación, miraba cómo los fuegos artificiales iluminaban el cielo mientras pintaban de colores su tristeza con cada lágrima que humedecía el piso de la habitación. La patria le había dolido en el corazón.

Agosto de 2008

20 agosto

Historia con final inmediato

Todos sus besos fueron preludios de un adiós anticipado. Un día, cualquier día, simplemente, se fue.

12 agosto

De las despedidas

Tuvo que acceder a un “adiós” cuando sólo se había propuesto un “hasta luego”. El “nos vemos pronto” se convirtió en tan sólo un “quizás” apostillado a la conversación. Así suelen salirse de control las despedidas. Algunos piensan en la vuelta, mientras otros, ya le están poniendo candados a la puerta y a la memoria para que nunca vuelvan a regresar.

Síndrome de abstinencia verbal

Quizá siga sorprendido por el fallecimiento de Alejandro Aura, que para mi pesar, también se llevó, para allá, al otro mundo, las palabras y se puso a jugar con ellas mientras espera a sus amigos y arman de nuevo las mesas de debate de las ideas, los versos y las prosas.

DESPEDIDA
Alejandro Aura


Así pues, hay que en algún momento cerrar la cuenta,
pedir los abrigos y marcharnos,
aquí se quedarán las cosas que trajimos al siglo
y en las que cada uno pusimos nuestra identidad;
se quedarán los demás, que cada vez son otros
y entre los cuales habrá de construirse lo que sigue,
también el hueco de nuestra imaginación se queda
para que entre todos se encarguen de llenarlo,
y nos vamos a nada limpiamente como las plantas,
como los pájaros, como todo lo que está vivo un tiempo
y luego, sin rencor, deja de estarlo.

¿Se imaginan el esplendor del cielo de los tigres,
allí donde gacelas saltan con las grupas carnosas
esperando la zarpa que cae una vez y otra y otra,
eternamente? Así es el cielo al que aspiro. Un cielo
con mis fauces y mis garras. O el cielo de las garzas
en el que el tiempo se mueve tan despacio
que el agua tiene tiempo de bañarse y retozar en el agua.
O el cielo carnal de las begonias en el que nunca se apagan
las luces iridiscentes por secretear con sus mejillas
de arrebolados maquillajes. El cielo cruel de los pastos,
esperanzador y eterno como la existencia de los dioses.
O el cielo multifacético del vino que está siempre soñando
que gargantas de núbiles doncellas se atragantan y se ríen.

Lo que queda no hubo manera de enmendarlo
por más matemáticas que le fuimos echando sin reposo,
ya estaba medio mal desde el principio de las eras
y nadie ha tenido la holgura necesaria para sentarse
a deshacer el apasionante intríngulis de la creación,
de modo que se queda como estaba, con sus millones,
billones, trillones de galaxias incomprensibles a la mano,
esperando a que alguien tenga tiempo para ver los planos
y completo el panorama lo descifre y se pueda resolver.
Nos vamos. Hago una caravana a las personas
que estoy echando ya tanto de menos, y digo adiós.

Tomado del blog de Alejandro Aura

http://www.alejandroaura.net/wordpress/

Julio de 2008

31 julio

Notas apresuradas sobre un evento importante. Parte II

Sábado 3 de Mayo

Afirmar que dormí sería mentir de manera descarada. Tuve periodos cortos de sueño, en que sólo por instantes, pude desconectar el cerebro de la ansiedad que crecía en el estómago y una especie de hueco, que hacían que mis latidos los sientera lejos, distantes, casi ajenos a mí. Resignado a no poder dormir, me levanté a eso de las 6:30 am y me dispuse a tomar el 1er baño del día y preparar todo el operativo y ajuar para el evento.

Largas dos horas y pasé por mi espadachín, mi fiel escudero, mi valet parking, mi mozo de espadas o como fuera que le nombrara, a mi cuate el Amós, quien había pernoctado en la casa de mi casi casi cuñado (en cuestión de horas se le quitó lo casi casi... muy a su pesar). Y las sorpresas comenzaron. Ojos rojos, aliento a botiquín ( o sea a alcohol), con las agujetas sin amarrar, daban cuenta de la dura pelea y largo debate que sostuvo el Doitor Martínez Ayala en territorio potosino con Carlos, dizque en defensa de mi honor y el de tooodos los michoacanos, sobre la importancia de la influencia tarasca en territorio güalchichil durante el periodo prehispánico y en la formación de la ciudad colonial y la necesidad de rehacer alianzas político-militares a través del matrimonio, para conservar el dominio de los territorios allende el Lerma, que en conclusión, no llegó a nada, y que sólo los obligó a consumir, muy a pesar de ellos brandy, vodka y cualquier bebida cuya fórmula estuviera impregnada de etil. Síntesis: desvelado y crudo -yo intuía algo de sus molestias, pero horas después sabría y confirmaría que realmente estaba muy deshidratado-.

A las 9 de la mañana llegué al hotel con mis tiliches, Amós incluido, a tomar posesión de la habitación de donde saldría horas más tarde con el disfraz de novio. Asamblea familiar mediante, pudimos tomar algunos alimentos, gorditas de Morales, que son de maíz y rellenas de guisos, para regresar nuevamente al hotel a la espera de la hora marcada. Una caminata breve, una visita rápida y consumista a una librería (sí, el día de la boda, también compré un libro y comencé a leerlo) y a relajarse. Nunca entendí mejor la teoría de la relatividad del tiempo, pues por más que presionara al reloj, éste no avanzaba. y a medida que transcurrían los minutos nuevas e intensas sensaciones iban invadiendo mi cuerpo y mi mente. Cerca de las 11:00 horas, me levanto y me tomo la temperatura y confirmo que los nervios los canalicé en forma de fiebre. Me baño con agua fría y pretendo con ello contrarrestar el malestar. Sólo logro tranquilizarme unos cuantos minutos y de vuelta en pie. Trato de comentar mis malestares y pesares con mi espadachín y bodyguard, pero trae tal cruda y somnolencia, que soberanamente me ignora y sigue roncando en plena imitación de los sonidos de Kung Fu Panda (que todavía no se estrenaba, pero ya estaba en los avances de la temporada). Por fin, llega la hora planeada. Otro regaderazo y comenzar con el ritual del traje. Cual torero antes de partir plaza, los dientes castañeaban, el corazón daba saltos desordenados y la boca del estómago crecía y crecía hasta formar un agujero negro en mi interior. ¡A echarle valor! No había venido de tan lejos y movilizado a tanta gente, para hacer un papelón en la ceremonia. Así, que comencé a respirar pausado, trataba de monitorear mi pulso y además, tenía que sonreír. "Que no me caiga", "que no vaya a dar el ranazo en plena ceremonia", "que no se vaya a descoser el pantalón de las nachas", y otras cosas tan importantes como éstas, comenzaban a ocupar gran parte de mi CPU en ese momento.

Veinte minutos antes del evento la breve comitiva que me acompañaría hasta el altar (no de sacrificios) estaba lista, sabiendo de mi obsesión por la puntualidad -que de no ser por el color de piel y que hablo español, algunos dirían que en términos de citas soy inglés-, así que nos dispusimos a que el buen Amós tomara el control del automóvil para llegar al templo indicado, porque como le dije: “no es de buena nota social que el desposado llegue manejando su propio auto”... y que como única respuesta obtuve un rotundo: “No, no me siento muy bien. No vaya a ser que choquemos y arruinemos la fiesta que ya está pagada”. Así, conduciendo mi propio auto, llegué a la cita con el destino… Y coincidir...

04 julio

Negrita

La seducción de la poesía

Muerta el alma el deseo la hace espuma
Silvia Tomasa Rivera

"Muerta el alma el deseo la hace espuma”

Leyó, una y otra vez la frase, hasta comprender que lo que bebía en cada trago eran los restos de su alma. Apuró las últimas gotas y lanzó el vaso al piso. Reconoció, muy a su pesar, que él era un hombre más que se dejaba ganar la partida por la vida. El último deseo lo agotó en el momento mismo en que se arrojó al paso del tren. Las vías, en lugar de sangre, presentaron rastros de espuma, con olor a poesía y alcohol.

01 julio

Una de maestros

Quiso el maestro enseñarle a sus alumnos cómo es que deben de andar por el mundo, cuando ellos ya habían terminado de construir sus propias alas. Intentaron volar a la primera y fallaron. Un nuevo impulso y otra vez los pies pegados al piso. El maestro, con serenidad, tomó sus libros y sonrió. Cuando ellos fueran lo necesariamente humildes para preguntar, él les explicaría que para volar, se necesita que cuerpo y alma, en común esfuerzo, exploten los valores más nobles de la condición humana. Mientras no fuera así, caerían una y otra vez. El maestro no tiene prisa, los alumnos sí. Él, sigue esperando.